¡Cuidado con estas posturas mientras haces el amor porque puedes CARGARTE el pene!

Practicar sexo seguro aún conlleva algún que otro riesgo. Algún amigo tenemos al que se le ha roto el frenillo en un momento de máxima emoción, pero esto no es lo único que se puede romper, ya que, aunque parezca un mito, es perfectamente posible romperse el miembro viril.

Una fractura de pene puede producirse cuando una o las dos membranas que protegen el tejido eréctil del pene se rompen. Lo cuál ocurre cuando un falo en erección es sometido a mucha fuerza y velocidad, es decir, cuando tenemos sexo o nos masturbamos de forma muy agresiva.

 

Puede que pienses:

“Yo le doy caña como si no hubiese mañana y nunca me ha pasado nada.”

Pero la verdad es que, aunque difícil, no es imposible sufrir semejante dolencia. De hecho, un estudio de la publicación Advances in Urology indica que durante el transcurso de tres años se han producido 42 casos, siendo la más común la producida durante la posición del cowboy. Además hay tener en cuenta que muchos casos no son informados por vergüenza.

Sin embargo, otro estudio dice que la postura más arriesgada es la del perrito ya que el 41% de las fracturas se producen en esa posición. Y, alarmante para muchos, la segunda figura en la que más nos jugamos las joyas de la corona es el misionero, causando el 25% de los accidentes.

Poned especial atención al cambiar posiciones con tu pareja. Querer hacerlo todo rápido y fluido, cuál actor porno, solo está a la altura de los profesionales. Debemos hacerlo con cuidado porque pasar del perrito a la chica cowboy es de las acciones más peligrosas que hay en la cama.

El estudio notifica que no ha detectado que las fracturas generadas por una posición sean más graves o severas que en otras.

Otra investigación (vemos que hay mucho estudio ya que este tema preocupa muchísimo) ha dicho que cuando se saca el miembro muy rápido durante el sexo puede doblarse y romperse, al igual que el frenillo.

En resumen, el sexo es mucho más peligroso de lo que en un inicio podrías pensar y las posiciones más habituales son justamente las más arriesgadas.

¿Os ha pasado nunca algo parecido? ¿Habéis llegado a sufrir por la integridad física de vuestro pene? Contadnos vuestra historia en los comentarios de Facebook e Instagram.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *